#033 Un mundo sin fin

<< ENTRADA ANTERIOR >>
Este título no es mío, es de un autor británico al que admiro y del cual he devorado 8 títulos. KEN FOLLET. Durante la internación termine su último libro: Notre Dame.

Es un especialista en catedrales y narra sus vivencias frente al incendio del año pasado.

Por otro lado es de destacar que donó todos los derechos de autor y ganancias de este libro a la reconstrucción de la Iglesia más importante a los sentimientos de París

Pero me salí de eje. Lo que me llamó más la atención de estos días, es como este mundo, desde tiempos inmemoriales, es UN MUNDO SIN FIN.

Todo paso en una época y todo vuelve a suceder en otra y , seguramente, volverá a suceder.

Guerras, pestes, migraciones, persecuciones, discriminaciones, renacimiento de fe y momentos oscuros de fe, egocentrismo y visiones sobre una sociedad comunitaria, aperturas de fronteras y cierres de fronteras.

En definitiva, nuestras vidas, giran en una espiral infinita donde todo vuelve, independientemente de más o menos descubrimientos y tecnologías.

En el libro , que hago mención, no recuerdo bien, pero tipo siglo XII, Ken FOLLET, describe como la monja de un convento crea un hospital para un condado de Inglaterra.

Eran tiempos donde casi todas las respuestas a diferentes enfermedades, eran la misma: SANGRÍA del paciente, algo que realizaban los sacerdotes.

Ustedes dirán que tiene que ver todo esto con la patología del Coronavirus

Voy a tratar de hacer encajar este rompecabezas.

Esta monjas, cansada de las sangría, y razonando que no era posible que casi todo se intentará curar de la misma manera, empezó a tomar REGISTRO de cada paciente, hoy día HISTORIA CLÍNICA.

Así la monja creo un nomenclador con las diferentes enfermedades, que incluían : edad, síntomas, y con que tipo de medicación de esos siglos, el paciente evolucionan mejor.

Así descubrió y sistematizó, que para tal segmento etario y de genero y para determinados síntomas, determina medicina era la que se debía aplicar.

También creo un sistema para las dolencias que requerían una AISLACIÓN O CUARENTENA, del paciente.

Creo que van entendiendo a donde voy.

Hoy al igual que siempre, con más o menos progresos tecnológicos, todos los entes sanitarios, se encuentran con enfermedades y virus desconocidos o que mutan de otros ya conocidos.

Hoy ante preguntas que nos hacemos todos:

Quedó inmune? Puedo volver a contagiarme? Puedo contagiar? Este virus ataca a los niños? …

A estas demandas las respuestas son las mismas: hay q esperar que el tiempo permite a los profesionales de la salud, reunir datos y estadísticas de todas las variables y síntomas de este Covid19.

Esta monja también tuvo q hacer frente a una epidemia terrible que diezmo gran parte de esa población, y lo que evitó que esa peste se convirtiera en pandemia y aumentará el número de contagios fue algo muy simple: AISLACIÓN DE LOS CONTAGIADOS, AISLACIÓN DE LA COMUNIDAD CIVIL, Y CIERRE DE LAS MURALLAS DE LA CIUDAD.

Por esto, este es un mundo sin fin, un mundo que gira y gira y nunca se detiene. Somos diferentes los actores sociales y las tecnologías, pero siempre el universo nos marca que es lo que debemos hacer.

Hoy, por experiencias pasadas, por consejos,por sugerencias, porque hay gente increíble que lucha sin descanso por la salud de todos : AISLÉMONOS, QUEDÉMONOS EN CASA.

Gracias. Dios nos bendiga.

<< SIGUIENTE ENTRADA >>

3 comentarios sobre “#033 Un mundo sin fin

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s